Torredalbiz interiorismoTorredalbiz interiorismo

Cuatro propuestas y estilos diferentes para decorar una cafetería-panadería

Desde hace poco vemos por Madrid cafeterías-restaurantes del estilo de Le Pain Quotidien, con su marcado estilo rústico-francés. Sin embargo, se trata de un negocio que nació en Bruselas y que supuso un cambio social, ya que fueron pioneros en eso de volver a utilizar mesas largas corridas en las que cabían veinte o más personas. Lo más curioso es que los comensales que se sentaban en ellas no tenían por qué conocerse entre sí, y contra todo pronóstico, la tendencia encajó perfectamente en una sociedad bastante más individualista que la nuestra.  A día de hoy, el modelo funciona tan bien que ya tienen muchísimas cafeterías repartidas por toda Europa. Además de tener una decoración tan cuidada, todo lo que sirven está riquísimo y muy cuidado.

Pues bien, lo que antes era algo único con Le Pain Quotidien, se ha convertido en una moda de decoración que, aunque no asegura el éxito de una cafetería, sí que ayuda a que entre bien por la vista.

Nuestras recomendaciones a la hora de decorar un local de estas características son estas:

  1. Mezclar estilos: utilizar mobiliario antiguo, recuperado o que imite este estilo (se pueden encontrar muchos muebles así en Maisons du Monde) y al mismo tiempo dejar retazos industriales como las tuberías de ventilación o las instalaciones vistas.
  2. Estilo Francés: La idea es que que el restaurante tenga un aire acogedor, como los de la película No es tan fácil, de Meryl Streep. La que mejor muestra estilo es la cafetería-pastelería en plena Malasaña, Mama framboise. Por cierto, recomiendo las tartaletas de limón, que son de lo mejor de Madrid!
  3. Diseño actual y minimalista con materiales naturales, como la madera y el hierro. Un buen ejemplo de este estilo son las panaderías Santa Gloria, que acaban de aterrizar en Madrid provenientes de Barcelona. Lo mejor de todo, es que para imitar este local, hay que hacer poca reforma, basta con demoler y dejar ladrillo visto. Con un poco de imaginación, mobiliario minimalista de madera o metal, te puede quedar una chulada. Además, usan lámparas metálicas para darle un toque  industrial a sus locales .
  4. Blanco nuclear: Al lado de la Puerta de Alcalá está harina. Al igual que su nombre, el local es blanco, níveo, impoluto y miminalista, con materiales como el mármol o el acero
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...