Este proyecto confirma que se pueden hacer deciracuines originales y simpáticas, pero al mismo tiempo cálidas y acogedoras con un presupuesto casi nulo.

El local nos lo encontramos en bruto, y con tan sólo una combinación de dos tonos y la colocación de una moqueta de coco cambió de aspecto.

El mobiliario utilizado, fue todo donado por los socios del club, salvo algunos elementos de decoración que conseguimos por Luis Bergareche Comyn y algún mueble hecho a medida en Los Muebles de la Granja.

La combinación de todos ellos, sin regla alguna, es lo que da al espacio ese aspecto alocado que hace que todos los fines de semana sus socios no salgan de allí.

© 2016 by Aldea Social

logo-footer